Dicen que el salón de Ginebra es y será siempre el mejor salón del automóvil de Europa y realmente lo es. Ha albergado presentaciones de modelos deportivos y sobre todo de coches “puristas”(bueno todo lo puro que puedan llegar a ser). Recordando años pasados se presentaron por ejemplo, el P1 GTR, Focus RS, 488 gtb, Laferrari, Alfa 4C…

1

Aunque el 911R ya se “filtró” el día 29 de febrero, no fue hasta el día 1 cuando fue presentado oficialmente por Porsche, lo cual es en mi opinión un error. Pocas veces hay en la historia un 29 de febrero y menos veces habrá un Porsche tan interesante a la venta. Y es que queridos lectores estamos ante el cataclismo y cisma de Weissach donde por fin se impone lo cualitativo sobre lo cuantitativo (todo lo cualitativo y sentimental que un Alemán pueda ponerse, claro). Y es que Porsche nos ha regalado el 911 con el que todos soñábamos.

2

Hagamos un repaso rápido al modelo 911R, desde el vil metal hasta la tecnología que lo comprende. Partimos de el chasis “ancho” perteneciente a las variantes turbo 991, con esta plataforma permite mayores anchuras de neumáticos, de carrocería y sobre todo configuraciones de suspensiones mas deportivas (caídas, trapecios, doble wishbone, etc..).

3

Según Andreas  Preuninger (a partir de ahora, solo Andreas, por empatía ortográfica) comparte absolutamente todas las geometrías del GT3 RS, exceptuando las ruedas menos anchas y unos amortiguadores con distinta compresión y precarga (aunque comparte el mismo muelle). Necesario es este ajuste ya que debido a la escasez de carga aerodinámica el coche no tenía un comportamiento estable a altas velocidades. Para ello recurrieron también a un nuevo difusor (no visible desde el exterior) que comprende toda la parte baja del motor canalizando aire, que veréis levemente a continuación.

4

Pasamos entonces a la carrocería, comparte todos los elementos con las versiones GT3, el parachoques con splitter integrado es el mismo, las aletas delanteras son las del GT3 RS, si en carbono, pero sin las canalizaciones aerodinámicas. El capó, también en carbono y proviene de la versión RS y por último el techo en magnesio así como las llantas (cuanto hacia que no aparecía este noble metal en un coche de producción….€€€). Interpretando el bajo peso del 911R intuyo que contará con el depósito de combustible de 30 litros.

5

La parte trasera la comprende un alerón retráctil de un carrera normal, sinceramente no echaré de menos un alerón, porque me recuerda a la original forma del 911, elegante y sugerente. El paragolpes trasero proviene también de un GT3. Los cristales traseros se sustituyen por policarbonato y se ha retirado 11 kilos de aislamiento (santo dios, cuanto aislamiento tiene un 991 entonces?!). Los frenos son los archiconocidos PCCB, carbono cerámicos. Se estudió montar unos de acero, pero la motivación de bajar el peso acabaron rápido con la decisión.

6

 

En lo que se refiere a dinámica, comparte la dirección en las 4 ruedas de la versión GT3, aunque  con nuevas geometrías, que lo hacen más agresivo. También la dirección sufre cambios y aunque no es oficial se insinúa que tendrá menor recorrido. El motor escogido es el 4.0 del 991 GT3 RS (MA176) lo cual demuestra como el ansia de purismo ya comprende incluso un motor de una generación anterior, aunque con nuevos soportes de motor inteligentes, que ya no existe. La caja es manual y con shortshifter (HELL YES!!) y con un volante motor mono masa para hacer mas vitalizantes las bajas vueltas (y las vibraciones que produzcan claro). Por último el escape a diferencia del GT3, es en titanio en vez de acero. Se incluye la función rev-match como en el Cayman GT4, que reproduce el efecto punta tacón. Sus especificaciones resumidas y las que nos importan a los amantes de los coches, son las siguientes:

7

Dejando a un lado la potencia y la aceleración que son de infarto, vamos a centrarnos en el dato más relevante y que espero no sea abrumado por lo demás. El peso del 911R, 1.370 kilogramos, hacia al menos 10 años que no veíamos un peso tan contenido en el mercado de los deportivo-burgueses. Y bienvenido sea y que a menudo lo veamos en el futuro, por que pocas veces me veréis alabando el peso de un vehículo.

9

Tiene buena pinta, verdad?. Bueno teniendo en cuenta que solo se venderán 991 unidades (los chicos de marketing estuvieron muy rápidos) y que probablemente en lo que publique este articulo ya estén todas vendidas (se abría hoy a las 9 de la mañana la posibilidad de reservarlo) os contare rápidamente las posibles configuraciones. Solo dos colores disponibles, plata y blanco. Las líneas horizontales se pueden escoger en rojo y verde (buena reminiscencia al primer 911r) y el interior será configurable en la gama de cueros que ofrece toda la gama 991. El volante es específico para el modelo y la configuración de tela cuero también (si vas a comprarlo deberías poner ese tartán!). Aire acondicionado y radio son opcionales.

10Bien una vez explicado en escueto detalle el 911R, quiero premiar a los lectores que han aguantado hasta estos versos. Por qué he titulado “el inicio de la decadencia”, ya que POR FÍN (y tarde) en Porsche se han dado cuenta que  un 911 tiene que ser algo más que un referente del automovilismo de a pie, tiene que ser un Porsche. No seré yo quien critique la evolución de los modelos ya que impresiona el margen de mejora de la configuración (errónea) de los mismos cada año. Siempre que probamos una nueva generación de 911 pensamos, no pueden mejorarla, y siempre nos acaban sorprendiendo. Pero si criticare que hayan tenido que mirar atrás casi 50 años para darse cuenta de lo que significaba un Porsche 911.13¿Qué era un 911?  Lo simple, lo necesario y lo óptimo como premisa para construir un deportivo. Y qué casualidad que por primera vez en la generación 991, por fin veo un Porsche que tiene SÓLO lo necesario para disfrutar y conducir. Viendo la entrevista con Andreas hablando del modelo, se refleja un halo de tristeza porque sabe que es el canto del cisne de Porsche, el adiós a una era atmosférica y pura.12

También quiero reseñar que ahora Andreas y Porsche,  diferencia a los denominados “Track Rats” de los “Purist” como perfil de usuarios de la marca. Y la primera generación en sufrir esta aberración marketiniana ha sido la 991, con versiones GT3 automáticas y con absurdos extras cómo asientos calefactables y regulables electrónicamente (la generación 997 también tenia esos opcionales). Pues sinceramente prefiero ser un purista y no un busca décimas fardando de telemetrías y de tiempos en pit lane. A continuación, la santa confesión de Andreas admitiendo que este coche mola más que las versiones GT3:

“ave maría purísima, sin pecado concebida”

Video EVO: https://www.youtube.com/watch?v=tRxbgACxlec

Bien después de este articulo, me siento con la obligación moral de tener que escribir otro acerca de la verdadera historia del primer 911R, por que la merece ya que contiene historias muy interesantes durante su desarrollo. Estad atentos por qué no tardará en llegar y no dejará a nadie indiferente.

11

(Imágenes vía EVO)

Más fotos en Top Gear

PD1: Ya hubo otro Porsche R hace tiempo que “mancillo” el apellido R, no por dinámica si no por no ser un 911 (habrá artículo sobre el mismo).14

PD2: Ojalá haya más versiones “puristas” y menos “track rats” en las futuras y venideras generaciones del 911. Porque no todo son tiempos en Nürburg y velocidad, a veces la gente solo quiere disfrutar conduciendo. Y más cuando  eran las versiones GT3, las únicas que suplían esta necesidad inherente de conducir de verdad. Andreas si estas sin ideas, ya sabes donde contactarme.

“Lo simple y bueno, dos veces bueno”

Por: A. Costa, alias “Lope De Biela”

spotted_in_london_alex_penfold_14

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here