Un barn find es el sueño de todo romántico enamorado del automóvil. Veamos algunos.

Este artículo lo escribe Carlos Soteras, gran amigo de esta web y un enorme aficionado.

 

A classic car or motorcycle that has been discovered, often in derelict condition. The term comes from their tendency to be found in places such as barns and outbuildings where they have been stored for many years. The term usually applies to vehicles that are rare and valuable, and which are consequently of great interest to car collectors and enthusiasts despite their poor condition.

Esto que acabamos de leer es la definición, según la maravillosa Wikipedia, de lo que es un “Barn Find”. Traduciendo así por encima vendría a decir que se trata de un coche o moto clásica normalmente en un estado de conservación deplorable y que ha sido hallado en el sitio en el que se dejó hace muchos años. El término normalmente se utiliza cuando se encuentran coches raros y valiosos, que a pesar de estar en malas condiciones despiertan gran interés en los coleccionistas y aficionados.

“Barn” significa granero, esto viene por la mala costumbre que tienen ciertos sujetos de guardar cosas de gran valor en sitios inhóspitos como graneros, sobre todo en Estados Unidos donde hay millones. Dicho hábito inadecuado es debido en gran parte a dos motivos: la ignorancia respecto a la tasación de dicho automóvil, simplemente debido a la falta de recursos económicos para poder seguir manteniéndolo o sencillamente por un increíble apego al automóvil en cuestión.

A lo largo de la historia se han dado ejemplos muy llamativos de Barn Finds, sobre todo actualmente, cuando el coleccionismo de coches clásicos está tan en boga. Hemos visto, por ejemplo, el Ferrari 250 GT California Spyder del actor Alain Delon aparecer debajo de una pila de libros en un polvoriento garaje.

1

Se subastó en este estado por 14,2 millones de Euros en el Rétromobile de París de 2015.

Dicho Barn Find no era ni más ni menos que la llamada colección Baillon, una de las mejores recopilaciones de coches de Francia, perteneciente al magnate homónimo del transporte Robert Baillon. En ella no sólo encontramos este Ferrari sino que emergieron grandes nombres como uno de los 3 Maserati A6 G 2000 Gran Sport Berlinetta Frua fabricados de 1956 (2 millones de Euros), Ferrari 275 GTB Berlinetta de 1966 (2 millones de Euros) o un Talbot – Lago T26 Grand Sport SWB de 1949 (1,7 millones de Euros). En total se sacaron unos 25 millones de Euros aproximadamente de las entrañas de una villa francesa…casi nada.

barn find

El Ferrari y Maserati antes mencionados ¿Te imaginas encontrar esto?

3

Talbot Lago T 26 Grand Sport by Saoutchik que perteneció al Rey Farouk de Egipto

4

No sé si las imágenes me dan pena por el estado de los vehículos o alegría por haber rescatado dichas maravillas

5

Si os habéis quedado con más ganas de saber sobre la Colección Baillon, aquí tenéis todas las fotos de los coches encontrados. De todos modos una búsqueda rápida en Google os convertirá en expertos sobre este descubrimiento.

 

Otro Barn Find famoso es el que apareció hace unos años en un garaje inglés. Se trataba del Santo Grial de los coches ochenteros: 2 BMW M3 E30 Sport Evo, un Ford RS200 y un Mercedes 190E Cosworth Evo II. Todos ellos con la característica común de servir como homologación para coches de competición que marcaron además una época. Hoy en día esta característica es una de las claves para un valor monetario terriblemente alto en el mercado. Así por ejemplo hemos visto uno de dichos Mercedes, en un estado inmaculado, salir por unos 250.000 € en subasta este año.

6

7

No quiero clasificar como Barn Finds otros muchos descubrimientos de coches en estado ruinoso por haber aparecido el coche en solitario. Me gusta pensar en un Barn Find como una auténtica orgía de chatarra y metal de la cual solo un ojo experimentado puede sacar un rédito económico. Montañas de basura acumulada a lo largo de los años y que debajo de ella yazcan maravillas ingenieriles, diseños olvidados e historias de leyenda.

Aun así entre los coches solitarios “olvidados” podemos rescatar los siguientes titulares:

  • Ferrari 250 GTO: no podemos aportar nada nuevo a lo que ya se ha escrito sobre esta maravilla con número de chasis #3589… La unidad en concreto estuvo en un jardín de Ohio desde 1972 hasta 1986, época en la que hasta los niños pequeños jugaron sobre su capó. Al parecer los coleccionistas de Ferrari de todo el mundo conocían su existencia pero nadie hizo cambiar de parecer al dueño hasta que fue vendido a un coleccionista suizo. Para conocer más de su historia os invito a leer este enlace.

barn find

 

  • Bugatti Type 57 S Atalante: no hay apelativos para describir uno de los coches más caros de la historia. Tan solo 17 unidades construidas, perteneciente al primer presidente del British Racing Drivers’ Club y sin moverse desde hacía 48 años. Finalmente se adjudicó por 4 millones de Euros en su estado original

9

  • Dino 246 GTS: Fabricado en 1974 este Dino no es el coche más caro de esta lista pero sin duda su historia es de las más llamativas. Unos inocentes niños jugaban en un pequeño jardín propio de una casa americana cuando, al excavar, descubrieron algo insólito. Se trataba, ni más ni menos, de este Dino oculto a la luz del sol durante 4 años. Se especuló mucho con que hubiese sido un coche que hubiera sido cómplice en algún asesinato, robo o tráfico de drogas. Sin embargo, más adelante se supo que el coche había sido robado y que simplemente trataron de esconderlo. Más que barn find, debe ser el único garden find, más emocionante si cabe.Aquí su historia (pocas veces pondremos un enlace a un medio no especializado en automóviles, pero en este caso está en español y la historia es buena)

10

  • Lamborghini Miura P400 S: no todos los días se nos olvida algo. Hay veces que son las llaves del coche al salir corriendo para ir al trabajo, otros días te olvidas la luz del cuarto encendida, otros te dejas un Lamborghini Miura en un hotel de Atenas… ¿CÓMO? Sí, lo que oís.

11

El archiconocido Aristóteles Onassis, magnate griego más famoso de la industria naviera del Siglo XX y hombre más rico del mundo en su día, le regaló dicho coche a un cantante amigo suyo. No se sabe muy bien de quién fue la culpa, pero el caso es que dicho Miura permaneció durante 42 años en el garaje del Hilton de Atenas sin que nadie reclamase su posesión. Finalmente fue subastado en Londres.

12

  • BMW M1: para cerrar la lista quería incluir un descubrimiento reciente. Este BMW llevaba parado 34 años y además con apenas 7.400 km. el coche con el que empezó la división ///M de BMW no merece acabar de ese modo; más aun teniendo en cuenta la exclusividad (450 unidades) del mismo y la leyenda en que se ha convertido con el paso del tiempo.

13

Apareció en Italia y fue descubierto por nuestros compañeros de Mint Classics. Para muchos es una suerte encontrarte con un coche así, pero no solo la suerte es un factor decisivo; la perseverancia y el conocimiento influyen mucho a la hora de dar con un barn find.

Debemos anunciar orgullosos que esta web ha tenido su propria experiencia barn find. ¿Queréis saber cómo acaba esta historia? Estad atentos a nuevas entradas… Mientras tanto aquí tenéis la imagen del coche en su debut en el salón de Barcelona.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here